Oct 22 2009

Descripción del mate

Una descripción del mate

¿Vos querés aprender más sobre el fenómeno del mate en la Argentina? Pues, el primer paso es simplemente entender qué es el mate. Para decirlo muy simplemente, es un tipo de té o infusión de agua caliente y yerba mate, pero es muy diferente del té “normal” que se compra en bolsitas. El mate es muy común en la Argentina y se ha convertido en casi “la bebida nacional” del país (Scutellá).

Los instrumentos necesarios

Hay cuatro instrumentos necesarios para el mate: el recipiente, la bombilla, la yerba, y el agua. El recipiente es la taza en que se prepara y se bebe el mate, y el recipiente también se llama “un mate”. Los tres tipos generales de mates son los de madera, de metal, y de calabaza. Cada persona tiene su propia creencia sobre qué tipo es el mejor; a mí me gustan más los de madera. Los mates de calabaza tienen un nombre especial – porongos – y son quizás lo más tradicional. Según la tradición, tenés que “curar” un porongo antes de usarlo por primera vez (El mate, Club Eco).

Mate de calabaza; colección de mates; mate de metal

Mate de calabaza; colección de mates; mate de metal

El segundo instrumento que necesitás es una bombilla. Al contrario de la mayoría de Latinoamérica, en la Argentina esa palabra no significa “lightbulb” sino una paja de metal, especial para el mate, con un colador en el extremo para filtrar la yerba. Normalmente las bombillas son muy ornamentadas.

Bombillas
Bombillas

Luego viene la yerba, que “es un producto de América del Sur, obtenido de las hojas y tallos tiernos del ‘Ilex Paragueriensis’” (Carabajal). La planta se cultiva en un área que incluye partes de los países siguientes: Paraguay, Argentina, Uruguay, Bolivia y Chile (Carabajal).

La planta y la yerba seca

La planta y la yerba seca

Hoy en día hay todo un proceso moderno del tratamiento de la yerba, con varios pasos: el cultivo, la cosecha, y la elaboración (Cobiella). Además, la elaboración en sí consiste en varias partes: el sapecado, el secado, y el canchado (Cobiella; Scutellá 154-160).

El elemento final del mate es el agua. Esto es bastante simple – se la calienta en una pava. Lo único para recordar es que el mate requiere “agua cruda”, que no se ha hervido, y no “agua quemada”, que sí se ha hervido (Hojas sueltas, 3 y 12).

Tipos de mate

Hay tres tipos de mate que son comunes hoy en día en la Argentina. El primero es el mate amargo, que es el mate más simple (sólo la yerba y el agua). Luego hay el mate dulce, que consiste en el mate con un poco de azúcar. Finalmente, hay el mate cocido. Éste es mate servido en una bolsita de té, y lo preparás como un té normal (es decir, sin bombilla). Se sirve mate cocido sólo en cafés o restaurantes, pero nunca en la casa o con amigos. Es decir, el mate cocido es una versión más comercializado del mate, pero para un argentino tradicional creo que no es un “mate real”.

Mate amargo; Mate cocido

Mate amargo; Mate cocido

Bueno, realmente hay un cuarto tipo de mate también: el tereré, que es mate frío. El tereré se bebe en la parte noroeste de la Argentina, pero en Buenos Aires y Mendoza y la mayoría del país, casi no existe.

Propiedades químicas del mate

Según muchos químicos, doctores, y estudiosos, el mate es muy beneficioso para la salud, de varias maneras. Contiene mucha mateína, que “es una sustancia química de la familia de las xanteínas propia de la yerba mate, que si bien es como la cafeína, un estimulante del sistema nervioso y promotor de la actividad mental, es diferente por no interferir con los patrones del sueño” (Hojas sueltas 6). No sé si estoy de acuerdo que la mateína no interrumpe el sueño (de experiencia personal, creo que a veces sí y a veces no), pero de todos modos no se puede negar que el mate es un estimulante y “produce un aumente de energía y vitalidad, mayor capacidad de concentración, disminución del nerviosismo y mayor resistencia a la fatiga física y mental” (Carabajal). Como comparación, basta decir que muchos argentinos se acostumbran tanto al mate que ya no se sienten los efectos de la cafeína cuando toman café.

Pero además de ser estimulante, el mate tiene muchos otros beneficios. Tiene “vitaminas A, B, C y E”, y también “es un diurético suave” (Carabajal; Hojas sueltas 6). Scutellá cita varios doctores que juran que el mate es beneficioso para la salud, la nutrición, la energía, la digestión, la fuerza, etcétera (73).

Cómo cebar (y tomar) un buen mate

Bueno, ya que quedás convencido de lo bueno que es el mate, tal vez ahora querés saber cómo cebarlo. Primero, una nota sobre el uso del verbo “cebar”:

“¿Por qué se dice cebar mate en vez de servir mate? El cebar mate bien, requiere una suma de conocimientos y cuidados especiales […] La palabra cebar expresa la idea de mantener, alimentar, sustentar algo en estado floreciente. Al decir cebar mate se quiere significar, no el acto de llenar el mate con agua caliente, sino mantener ese mate en condiciones siempre apetitosas” (Hojas sueltas 8).

Siempre se dice “cebar” para referir a la preparación del mate.

Entonces, ¿cómo cebar mate? La respuesta es que no hay sólo una manera de hacerlo, sino que cada persona lo hace un poco diferente, y cada uno cree que su método es la única manera de hacerlo bien. Aquí hay instrucciones para una cebadura más “clásica” o tradicional (de El Mate, Club Eco):

“Una vez reunidos todos los elementos lo que tenés que hacer es lo siguiente: llenar las 3/4 partes del mate con yerba, lo tapas con la mano y lo pones hacia abajo y le das unas sacudidas, suave no hace falta que lo revuelves. Luego manteniendo el mate hacia abajo, abrís una pequeña abertura para meter la bombilla, colocándola bien al fondo del mate. Ahora volvé el mate a su posición natural pero suavemente de manera que la yerba forme una plano inclinado con la parte más alta en el lado opuesto al de la bombilla. Si te vas a arriesgar a hacer mate dulce lo que tenés que hacer es poner una cucharadita de azúcar cada tres o cuatro de yerba cuando llenás el mate y luego seguir el mismo procedimiento.

Bueno ahora ha llegado el momento crucial, cebar el mate (poner el agua). Hay que ponerla con un chorro suave, ni muy finito ni muy fuerte, apuntando al lugar donde entra la bombilla en la yerba y desde una altura de unos 10 a 15 cm. La altura es muy importante porque el agua tiene que penetrar en la parte de abajo y levantar la yerba. Una vez que tenés el mate con agua tenés que dejarlo reposar un minuto o un minuto y medio para que se humecte la yerba. Esto es solo para el primero, después ya no hace falta.

Bueno ya estás listo para tomarte el mate. Pero no te lo tomes de un solo sorbo, hacelo en varias chupaditas. Que lo disfrutes…..

¿Se acabó?: Bueno ahora volvé a ponerle agua pero no te olvides de hacerlo siempre en el mismo lugar. Cuando sientas que el mate ya no tiene gusto a nada tenés que tirar la yerba y ponerle yerba nueva y volver a empezar.”

[kml_flashembed movie="http://www.youtube.com/v/FJOvv6ldG_A" width="425" height="350" wmode="transparent" /]

Este video es un poco largo (4:20 minutos) y no muy profesional, pero me gusta porque demuestra la importancia del mate para todos, incluso los jóvenes, en la vida diaria. Recuerden que no hay sólo una manera de cebar mate – todos lo hacen un poco diferente. Por ejemplo, en mi opinión no se debe usar el poquito de agua fría que usa ese chico, pero obviamente en su opinión esto es la manera correcta de hacerlo. Algunos añaden un poco de cáscara de naranja, o menta, u otras yerbas para el sabor. Otros empiezan con un poquito de agua fría como este chico, otros no. ¡Pero lo importante es que todos compartan el mate!

Una vez cebado el mate, empezás a chuparlo. Normalmente los argentinos lo toman muy rápidamente (como en tres o cuatro sorbos largos), pero yo lo tomo un poco más lento, porque mi lengua no está acostumbrada a quemarse siempre en la bombilla (recordá que la bombilla es de metal y el agua está casi hirviendo). Se considera maleducado o poco sofisticado él que mueve la bombilla con las manos mientras lo toma.

En cuanto al sabor del mate … bueno, es muy difícil describirlo, entonces ¡no te queda más remedio que probarlo! El sabor es muy fuerte y amargo, aun para el mate “dulce”, y a muchos extranjeros no les gusta cuando lo prueban por primera vez. Pero creo que, si mantengas buena actitud y si lo aprecies por ser más que simplemente una bebida, podés acostumbrarte al sabor y empezar a disfrutarlo. Para mí, cuando fui a la Argentina había leído sobre esta bebida tan extraña y tenía miedo de probarla, estaba tan segura de que no me iba a gustar. Pero una vez que lo probé, ¡sí me gustó mucho!

Se puede tomar el mate sólo (es decir, sólo vos), pero lo mejor es siempre compartir el mate con otros – es una tradición social, más que nada. Cuando compartís un mate, lo pasás en un círculo, y cada persona toma del mismo mate. El cebador siempre toma el primer mate, y después lo rellena y se lo da a la segunda persona. Cuando él lo termina, se lo devuelve al mismo cebador. El cebador vuelve a rellenarlo y se lo pasa a la próxima persona, y así sucesivamente, hasta completar el círculo varias veces.

No Comments »

Comments RSS

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.

css.php