Nov 22 2009

Cultura

El mate como fenómeno cultural

Hoy en día, el mate es un aspecto muy importante en la cultura argentina. Puesto que viene de una historia muy ligada con la historia argentina, ahora es un símbolo de la propia nacionalidad. Vamos a ver que el mate tiene un papel grande en la literatura y música argentina, que demuestra su importancia cultural. Y esto va a ayudarnos a entender la cuestión más importante: ¿qué significa el mate para los argentinos?

En la herencia nacional (literatura, música)

Podés ver la importancia cultural del mate en la herencia nacional: literatura y música. En la literatura, el mate aparece más en la literatura gauchesca, es decir, la literatura sobre los gauchos. El libro clásico de la literatura gauchesca es “Martín Fierro”, de José Hernández, e incluye esta estrofa sobre el mate:

Martín Fierro

(Hernández, estrofa 797)

El segundo libro clásico gauchesco es “Don Segundo Sombra”, por Ricardo Güiraldes, y se trata de un chico que aprende a ser gaucho con el personaje Don Segundo Sombra, quien es un gaucho de lo más mítico. Sus vidas son la esencia de lo que debe ser la vida gauchesca, así que incluyen muchísimos mates alrededor de un fogón. Por ejemplo, dice: “Asamos la carne y la comimos sin hablar. Pusimos sobre las brasas la pavita y cebé unos amargos”, mientras su padrino les cuenta un cuento maravilloso (Güiraldes 172).

Pero el mate no sólo existe en la literatura, sino también en la cultura popular: la música. La música más típica de argentina es, por supuesto, el tango, y hay muchas referencias al mate en las letras del tango. Un ejemplo es la canción “Tomá mate, tomá mate” o simplemente “Tomá mate, che”. De hecho, esta canción apareció en 1857 y fue “la primera pieza musical escrita y publicada en Argentina que podría describirse como lo que hoy en día conocemos como tango” (El tango).

La canción está aquí – por favor escuchála. Podés saltar a 0:40 si no querés escuchar la introducción musical.

Y aquí tenés las letras (de Scutellá 190):Tomá mate, tomá mate

Entonces se puede ver que el mate es bastante importante para la cultura que aparece en todos tipos de la herencia cultural argentina, tanto en la música como en la literatura clásica del país.

La vida social

Antes que nada, el mate es una costumbre social para los argentinos. El mate “te hace conversar si estás con alguien, y te hace pensar cuando estás solo” (Lalo Mir). Scutellá explica esto, diciendo que “cuando invitamos a compartir nuestro mate, quiere decir que estamos invitando a alguien a integrarse profundamente con nosotros” (247). Por ejemplo, cuando llegué a Argentina como extranjera, después de unas semanas mi mamá allí me convidó un mate, y sabía que era aceptada como parte de la familia. El mate es una tradición de compartir con amigos, con familia, con la gente que te importan a vos; entonces indica amistad y pertenencia. En las palabras de Lalo Mir,

“El sencillo mate es nada más y nada menos que una demostración de valores … Es la solidaridad de bancar esos mates lavados porque la charla es buena. Es el compañerismo hecho momento. Es la hospitalidad de la invitación. Es la obligación de decir ‘gracias’, al menos una vez al día. Es la actitud ética, franca y leal de encontrarse sin mayores pretensiones que compartir”.

Aún el acto físico de tomar mate implica unidad: “Compartir una ronda es mucho más que absorber de una bombilla y comer bizcochitos (que son pancitos de grasa) para acompañarlo. Significa unión, momento de compartir. ¿Por qué? Es simple: porque cuando un grupo de personas se reúnen y toman mates, cada uno no va a tener un recipiente individual, sino que el mismo mate se comparte entre todos. Es algo así como ‘de boca en boca, de corazón en corazón’, según dicen las tradiciones. Todos toman del mismo lugar” (Erosales).

Foto de: Moondoongoo

La concepción de su nacionalidad

Pero además de su importancia social, el mate es muy importante en la concepción de la nacionalidad argentina. Como dije antes, creo que esta significación es producto directo de su historia. El mate era central a cada época y figura nacional (los indígenas, los colonizadores, y los gauchos), entonces por supuesto hoy en día se ve como un símbolo importantísimo de la nacionalidad argentina. Por ejemplo, hemos visto que el mate era un elemento central de la vida de los gauchos, y a su vez los gauchos son considerados como “un arquetipo de los ‘valores esenciales del ser argentino’” (El gaucho). Sobre todo, el mate hoy en día es un símbolo del orgullo nacional, de la esencia de la argentinidad. Abarca el folclore de los indígenas, la tradición de los gauchos, un reconocimiento de la originalidad de la cultura argentina, y una fuerte solidaridad entre todos los argentinos cuando comparten un mate.

Esta solidaridad viene del hecho de que se toma mate en 98% de las casas argentinas. Por eso, el mate trasciende todas las barreras sociales que existen en cualquier sociedad, como las de la clase social, la edad, el género, y la política – porque se toma mate “en todas las casas” de la Argentina: “En la de los ricos y en la de los pobres. Pasa entre los viejos de un geriátrico y entre los adolescentes mientras estudian. Es lo único que comparten los padres y los hijos sin discutir ni echarse en cara. Peronistas y radicales ceban mate sin preguntar” (Lalo Mir). Es decir, el mate une a todos los argentinos en un fuerte sentido de solidaridad nacional en la cultura argentina.

No Comments »

Comments RSS

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.

css.php